fbpx

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Amor cobarde

Amor cobarde

Ambos tuvimos la culpa

Soy tan cobarde como vos;

y ambos tan culpables,

de desdoblar este uno en dos.

El silencio se hizo una barrera infranqueable,

abatió progresivamente a nuestro coraje;

nuestras miradas adornaron de arcoíris el paisaje,

sin embargo nuestra quietud fue un fracaso irremontable.

Nos enfilamos para la guerra y ambos retrocedimos,

incluso antes de comenzar la primera batalla;

no sé si eran temibles nuestras murallas,

pero tengo claro, querida mía, que ambos perdimos.

Tal vez fue tu belleza desmesurada,

quizás se aniquilaron nuestras inseguridades;

lo cierto es que no se saciaron nuestras necesidades,

quedamos deseosos de todo y obtuvimos la nada.

No es cobarde nuestro amor,

nosotros somos el fallo,

que nos lleva al fracaso y al dolor.

LEÉ TAMBIÉN:

LUJURIA

CUESTIÓN DE PIEL

ACTUÁ

Dejamos que le miedo sea vencedor

Ahora es la vergüenza la que se nos interpone,

empujando a que nos evitemos diariamente;

no puedo saber qué es lo que pasa por tu mente,

pero si me estás escuchando, te pido que reacciones.

Tenemos el potencial como para trazar el infinito,

algo en nuestro interior chispea con fuerza cuando nos vemos;

aunque tengamos todo servido, en vez de avanzar nos detenemos,

¡Que triste! Seremos el eco de una leyenda convertida en mito.

¿Cuán cobarde puede que sea mi alma ante el tuyo?

Tal vez sea el cruel temor,

o puede que que el patético orgullo.

LEÉ TAMBIÉN:

NO ME QUEDA OTRA OPCIÓN

PARA VOS ES FÁCIL

TRACIÓN

Es una lástima ceder ante el miedo

Es una pena, querida mía, que sigamos firmes en la inacción,

dejando que el tiempo escape y marchiten sonrisas;

apagamos muy lentamente todas las llamas de nuestra pasión,

nos cubrimos la cara pensando en tormentas, cuando nos acariciaba una leve brisa.

Tal vez logremos forjar una última oportunidad,

evitar que se derrumben las bases de un monumento que no hemos moldeado;

por eso voy a pedirte total valía y honestidad,

¿Surcamos la trascendencia o simplemente nos abandonamos?

Un amor cobarde merodea entre vos y yo,

un amor que fue tan puro

y llegó con tanta fuerza,

que al final se estrelló,

partiéndose en un millar de piezas.


Podés encontrar más contenido en FACEBOOK E INSTAGRAM.

SUBIR
0Shares