fbpx

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Fue más de lo que pedí

Sin embargo no la pude querer

Mis rechazos nada tenían que ver su hermosura, ni su personalidad; mucho menos con su comportamiento. Ella siempre hizo y fue más de lo que pedí; sin embargo, la terminé alejando.

Hizo el mérito suficientemente, me dio el triple de lo que merecía; superó siempre mis expectativas y me sorprendió fugazmente.

A pesar de todo lo perfecto que me ofreció, nunca pude sentir amor; y aunque lo sentí por el hecho de transgredir la justicia cósmica, tuve que dejarla marchar y sé que la entregué de manos atadas al dolor.

LEÉ TAMBIÉN:

PISÁ CON FUERZA

VOS SABÉS

NO ME QUEDA OTRA OPCIÓN

A veces uno no tiene control sobre sus emociones

Yo no le pedí nada, jamás, ella hizo todo por su propio deseo y su voluntad.

Hice lo correcto, de eso estoy seguro; porque por muy duro que sea uno no puede fingir lo que siente y mucho menos estar con alguien por pena. De igual modo me quedó un sabor amargo y varios gestos acorralados que, aunque intenté e intenté, no pude demostrarlos.

A veces no es suficiente con hacer las cosas bien, con dar la nota, marcar la diferencia; a veces simplemente el amor no germina porque lo estados mentales y vibraciones no coinciden y en vez de armonizarse se repelen.

Me quedó una pena rebotando como eco inagotable en el recuerdo de nuestra relación; más yo seguí con mi vida, siendo feliz y espero que ella también me haya imitado en el gesto. Al menos eso fue lo que le pedí al despedirme, que sea feliz.

LEÉ TAMBIÉN:

PARA VOS ES FÁCIL

PARA VOS ES FÁCIL

TRACIÓN

LUJURIA

CUESTIÓN DE PIEL

Me hubiese gustado poder quererla como lo merecía

No le pedí perdón porque uno no siempre puede controlar sus sentimientos y soy consciente de que hice lo posible por germinar afecto; pero fallé en el intento. No la juzgo si ahora me odia, yo no tenía motivos visibles para dejarla; ella lo dejó todo por mí.

Siempre voy a quererla con el alma y voy a desear que brille y sea feliz; sin embargo a duras penas pude quererla con el cuerpo y solo en chispazos con el corazón.

A veces echo de menos sus sonrisas y sus gestos de amor; pero soy más feliz siendo libre y recorriendo otros caminos.

Pedí al Universo que sea su guía, porque ella se merece solo lo mejor y es una lástima que yo no estuve en condiciones, ni a la altura para otorgárselo.

PODES ENCONTRAR Más CONTENIDO EN FACEBOOK E INSTAGRAM.

SUBIR
0Shares