fbpx

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

No compito con los demás

no compito con los demás

No me interesa competir

Hace tiempo no compito con los demás, comprendí que la lucha es contra uno mismo, contra el propio pasado, contra la propia sombra.

Lo que importa es ser y estar un poco mejor que ayer; y algo peor que mañana.

Entrenarse, en cuerpo, en mente y en alma; perfeccionarse, puliendo cada defecto.

Lo que importa es aceptarse y conocerse, trabajar en uno, amoldarse a los propios sueños. Tenemos que aprender y crecer; evolucionar sin modificar la esencia.  Esa es nuestra misión; los problemas son pruebas, ayudas para escalar por los peldaños de la existencia.

LEÉ TAMBIÉN:

LUJURIA Cuando la pasíon es más fuerte que todo.

CUESTIÓN DE PIEL Cuando hay algo que va más allá de los deseos.

Estoy concentrado en mi propio camino:

No compito porque estoy seguro de lo que soy, porque entendí que mi destino cuelga de mis actos y que nada tiene que ver con los otros. Es sustancial que valoremos lo que somos, lo que tenemos y lo que podemos; que explotemos nuestras capacidades hasta los confines de lo infinito.

Siempre tenemos más para ofrecer de lo que pensamos, seamos conscientes de que nuestra energía es la energía del Universo y, por lo tanto, resulta ilimitada. No mires el camino de los demás, porque no caminas con sus zapatos y no tienes sus pies; tienes los tuyos.

LEÉ TAMBIÉN:

NO DEPENDO DE VOS Cuando uno aprende a ser libre de las personas.

NUNCA ANTES ESTUVE TAN SOLO Cuando la soledad se vuelve inaguantable

LO QUE IMPORTA ES NUESTRO CAMINO Cuando uno deja de compararse con los demás

Todos deberíamos centrarnos en nuestro propio camino

No compito porque sé que si no mejoro mi propia esencia no voy a llegar a ningún lado, si tengo que compararme con el de al lado siempre voy a estar infravalorado o supervalorado. No compito porque es mi vida y es mi responsabilidad ocuparme de ella.

Si todos atendiésemos nuestros propios asuntos y recorriéramos nuestro propio camino, sin entrometernos entre los pasos de los que merodean por nuestro entorno; seríamos, sin dudarlo, una sociedad más sana, más feliz y menos agresiva.

No compito, aunque comprendo que competir es requerido, en ocasiones; pero eso es porque la mente está mal programada. Deberíamos funcionar mejor, podemos hacerlo.

Te invito a visitar el FACEBOOK y el INSTAGRAM

SUBIR
0Shares