fbpx

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Plenitud

Plenitud y felicidad

Eterna plenitud

¡Esto es eterna plenitud! El sol brilla con fuerza en este momento, la brisa es agradablemente placentera. Todo está donde tiene que estar, todo ocurre como debe ocurrir. No desearía que nada se encuentre más allá, ni más acá. No puedo pedir nada extra, ahora tengo más de lo que necesito. Soy feliz, muy feliz con este presente. Los problemas se convirtieron en aventuras y los fallos en aprendizaje. Mi sonrisa alimenta cada rostro con el que me cruzo y, a su vez, sus sonrisas alimentan al mío. Tengo mucha esperanza, mucha confianza; siento como la buena energía fluye libremente por mi entorno.

Acá más artículos:

VOS SABÉS

PARA VOS ES FÁCIL

¡Cuánto hacía que no me sentía pleno!

¡Que hermosa es la existencia! Aún con sus vaivenes, todavía con su escala de grises. No siempre se trata de que salga la totalidad de las cosas a la perfección, más bien es necesario que uno haga de cada instante el perfecto para sí y los de su ambiente.

Albergo tanta satisfacción que mis emociones están envueltas en una coraza indestructible, que invita y contagia a que se le imite. Gracias, a los que fueron y vinieron, a los que dejaron golpes y caricias, a los que sonrieron y a los que lloraron; todas esas situaciones han alimentado a mi alma y le han ayudado a crecer.Hoy me siento capaz de enfrentar cualquier situación, de derrocar a cualquier inconveniente; de atravesar cualquier sendero.

El placer de sentirse completo

total plenitud

A lo que sobra lo dejo en libertad, a lo que daña lo dejo atrás; a lo que no quiere quedarse lo invito a que se retire; y a lo que quiere ingresar le indico la ubicación de la puerta. Todo fluye con tanta sutileza que la felicidad se ha vuelto una constante extraordinaria y el miedo se volvió un forajido retraído, incapaz de rebelarse y mucho menos de dañar. Estoy repleto de cosas buenas, porque mi mente está en calma, mi corazón está feliz y mi alma motivada. Estoy dispuesto a brillar más fuerte que ayer y mañana más fuerte que hoy. La plenitud que me inunda se debió a un sufrimiento aletargado que ha quedado en el pasado, porque aprendí, porque crecí, porque evolucioné.

Acá más artículos del blog:

EL AMOR NO ES UNA PRISIÓN

DULCE RECUERDO

NO ME QUEDA OTRA OPCIÓN

Encontrá más contenido en FACEBOOK e INSTAGRAM

SUBIR
0Shares